DEDICACIÓN DE CALLES. ALBERTO VILLANUEVA Y DANIEL MENCHACA

 

   

Calle Alberto Villanueva

            En Sesión extraordinaria del Ayuntamiento de  fecha 16 de septiembre de 1922, siendo entonces alcalde D. Florentino Fernández, se da cuenta de una carta remitida por D. Alberto Villanueva y Labayen en la que se adjunta un ejemplar de la Gaceta de Madrid correspondiente al día 8 de septiembre donde aparece la Real Orden de 24 de agosto pasado en la que contempla la creación de una Escuela Nacional de niños en Galilea, en sustitución de la de patronazgo, lo cual se debe “… a las constantes y activas gestiones de D. Alberto Villanueva”.  Se acuerda también ofrecerle un banquete y aprovechar así la inauguración del nuevo Ayuntamiento que se está construyendo. Se acuerda, asimismo,  darle su nombre

 

“… a la calle más importante del pueblo que atraviesa la carretera recién terminada, cuya obra también es debida a D. Alberto Villanueva.”

 

               El concejal De la Prida propuso asimismo, dar una prueba de agradecimiento y aprecio al diputado provincial D. Daniel Menchaca, el cual, juntamente con el Sr. Villanueva ha hecho las gestiones oportunas para la resolución feliz de la Escuela Nacional de Niños y la carretera comarcal. Se decide invitarle también al banquete y,

 

 “…darle el nombre de la calle que va desde la iglesia parroquial hasta su finalización y que hoy se llama de arriba.”

 

               En la misma sesión también se toma el acuerdo de darle el nombre de Anselmo González a la calle que “hoy se llama de la fuente” por estar ubicada en dicha calle la escuela de patronato fundada por este insigne paisano individualizado en otro capítulo de este libro.

 

               Veamos quiénes eran estos dos políticos benefactores de Galilea. 

 

 

Alberto Villanueva y Labayen

 

Alberto Villanueva y Labayen

               D. Alberto Villanueva y Labayen fue hijo de D. Miguel Villanueva Gómez, destacado político entre finales del s./ XIX y principios del XX que fue elegido en repetidas ocasiones diputado nacional por el distrito de Santo Domingo de la Calzada y que llegó a ostentar, entre otros cargos, el de presidente del Senado y Ministro de Fomento.

 

              Ingeniero Industrial,  estuvo emparentado por matrimonio con dos poderosas familias de la ciudad de Haro, al casarse con María de los Angeles Etcheverría Barrio. Su abuelo materno, Rafael Barrio Ruiz-Vidal, fue Diputado a Cortes por el Distrito de Santo Domingo de la Calzada en el primer gobierno de Sagasta en la Restauración (1881). El abuelo paterno, Pedro Etcheverría Aizaguer, por otra parte, era el mayor accionista de Banco de España de Logroño, como lo será después en la Sucursal del mismo Banco creada en Haro.

 

               La primera comparecencia pública de D. Alberto Villanueva en su vida política se sitúa en las elecciones a diputados nacionales en los comicios de febrero de 1918.  En ellos se presenta como candidato liberal por el distrito de Torrecilla de Cameros frente al conservador Félix Iturriaga de la Peña (hijo político del Marqués del Romeral) hasta entonces en las filas liberales.  El día 9 de febrero de este año vemos a D. Miguel Villanueva en Torrecilla de Cameros, no para trabajar por su candidatura sino para apoyar a su hijo Alberto en esta suerte alternativa de la vida política. Ambos fueron calurosamente recibidos, levantándose, incluso, arcos de triunfo recordando en su discurso, visiblemente emocionado al también liberal Práxedes Mateo Sagasta.  En las elecciones del día 24 obtuvo, por primera vez el escaño de diputado.

 

               Nuevamente aparece como diputado a Cortes por Torrecilla en las elecciones de 1919 en oposición, esta vez, al católico liberal Luis Díez del Corral. Pronto comenzaron  los trabajos electorales en estos comicios y nuevamente acude en su ayuda su influyente padre D. Miguel.

 

               Efectivamente el 22 de mayo acude desde Madrid y en compañía de Alberto recorre su distrito de Torrecilla-Nájera aprovechando un mitin para desmentir los rumores de su retirada de la contienda electoral.  En esos días de campaña electoral D. Miguel  comenta que no había lugar para poner en tela de juicio los sentimientos religiosos de su hijo ( en alusión a la propaganda que los sacerdotes hacían contra su hijo) y les recuerda que fue alumno del colegio de los Jesuitas de Chamartín de la Rosa, en Madrid.  No obstante lo más chocante de aquella campaña era la oposición de los sindicatos agrícolas porque nunca pensó que podrían ir contra un Villanueva habiendo sido él el más firme defensor de la creación de estos sindicatos siendo Ministro de Fomento en 1901.

 

               Las actas del 24 de junio de 1919 otorgan el escaño de diputado a Alberto Villanueva, juntamente con D. Amos Salvador, por Logroño, D. Isidro Rodrigánez por Arnedo y D. Miguel Villanueva por Santo Domingo de la Calzada.

 

               El 6 de abril de 1923 fueron disueltas las Cortes y convocadas elecciones para el 29 del mismo mes. En La Rioja se aplicó el artículo 29 en los distritos de Santo Domingo y Torrecilla por lo que Alberto Villanueva y su padre obtuvieron directamente escaño.  Es en esta época cuando más se destaca la labor de D. Alberto Villanueva –apoyado también por D. Amos Salvador- para la construcción de una carretera vecinal que interesa a los Ayuntamientos de Murillo de Río Leza, Galilea, Corera El Redal y Tudelilla.

 

               A pesar de haber sido elegido por el artículo 29 como queda dicho, D. Alberto Villanueva tuvo la deferencia de visitar su distrito para saludar a sus amigos y enterarse sobre el terreno de sus problemas. En Nájera fue recibido triunfalmente y pronunció varios discursos acabando con un concierto de la banda local a la que retribuyó espléndidamente.

 

               Con la dictadura de Primo de Rivera (13 de septiembre de 1923) se interrumpe la vida democrática, que no se reanudaría hasta las elecciones del 14 de abril de 1931.  En la campaña electoral de estas elecciones lo vemos como candidato, juntamente con su padre, por el partido Republicano Liberal Demócrata.  Desde una habitación del primer piso del Gran Hotel de Logroño organiza toda su campaña electoral a base de visitas a los pueblos de las diferentes comarcas riojanas, sobre todo de las que habían sido diputados antes de la dictadura.  Este nuevo partido es una continuación del Liberal –Demócrata en el que habían militado anteriormente.  Sólo consigue ser elegido Miguel Villanueva y a su muerte (19 de septiembre de 1931) muere también esta agrupación política.  Los cargos electos de este partido se afilian junto con su jefe provincial, Alberto Villanueva, a los republicanos conservadores, en las postrimerías de 1932.

 

               El día 8 de enero de 1933, integrado ya en derechas republicanas, lo vemos dando un mitin en el cine Olympia junto al jefe nacional del partido Miguel  Maura.  El 26 de octubre de este año se rumorea la separación de Alberto Villanueva y sus seguidores del partido republicano-conservador maurista, para formar un partido bajo la denominación de “derecha republican

Esquela del fallecimiento de A. Villanueva

a” o bien adscribirse a otra organización de programa más avanzado.  El día 28 se lleva a efecto esta separación “con 76 miembro

s villanuevistas” del Partido Conservador Riojano de La Rioja.

 

               El 18 de diciembre de 1935 se crea el Partido Agrario cuya jefatura provincial recae en Alberto Villanueva. Su idea programática fue “la producción agrícola”. Su fuerza en la provincia fue muy reducida. Ni siquiera llegó a ser un partido de notables.  En la única contienda electoral que participó en su existencia apoyó al partido derechista de Acción Riojana.

 

            Una vez finalizada la contienda civil, este ilustre  riojano se traslada a Madrid donde abandona la política y se dedica a ejercer la abogacía ya que era doctor en Derecho. Esporádicamente ejerce de aticulista en el diario ABC, falleciendo  el día 27 de enero de 1981 a la edad de 89 años.


 

 Daniel Menchaca Sicilia

 

               Daniel Menchaca, abogado, político y presidente de la Diputación Riojana desde el 1 de agosto de 1919 al 2 de agosto de 1921 fue el otro personaje que contribuyó, junto a Alberto Villanueva, a la conversión de la escuela de patronato en escuela nacional y a la construcción de la carretera local de Murillo a Galilea.  Su actividad pública hay que situarla en las dos primeras décadas del siglo XX.

              

           

Daniel Menchaca

    De adscripción política liberal-demócrata, fue seguidor de la corriente “rodrigañista” (cuyo líder fue Isidoro Rodrigáñez Sanchez-Guerra, diputado a cortes en varias legislaturas por Arnedo) estando en la línea de Alberto Villanueva y Amos Salvador.  Fue candidato y obtuvo escaño para diputado provincial en las legislaturas de 1915, 1919 y 1923 siempre por el distrito electoral de Cervera del Río Alhama. En las elecciones a diputados de la Nación del año 1918 formó candidatura por el distrito electoral de Arnedo junto con Isidoro Rodrigáñez, Joaquín Martínez, Víctor Valle y Santiago Martínez.  El escaño, como en ocasiones anteriores, fue para Isidoro Rodrigáñez.

 

               D. Daniel Menchaca fue presidente de la Diputación riojana en el bienio comprendido entre agosto de 1919 al mismo mes de 1921, como se ha dicho.  A primeros de julio de 1919 se hicieron las renovaciones de los distritos de la Rioja Baja.  Por el distrito de Cervera, y por el camino del artículo 29, se proclamaron candidatos y quedaron nombrados sin elección, por tanto, tres demócratas: Daniel Menchaca, Francisco Ramón Jiménez y Roberto Enciso Tapia y un conservador maurista.

 

    

           Más problemática fue la elección por el distrito de Calahorra.  El 25 de julio, el senador Valle, el vicepresidente de la Diputación, Arizmendi, el diputado provincial Belsúe,y el vicepresidente de la comisión provincial Díaz escribían el Ministro de la Gobernación protestando porque el Gobernador Civil de Logroño nombra como delegado de juegos y otros servicios a “un individuo de conducta anotada en libros de juzgado”, que se ocupa de “buscar y capturar, por malos procedimientos, electores a las próximas elecciones a diputados provinciales”. Días más tarde, el tres de julio, los mismos, más Gregorio Irazábal, pone un telegrama a los señores Presidente del Consejo y Ministro de la Gobernación protestando por las llamadas que ha hecho el Gobernador a los alcaldes de distrito estando tan próximas las fechas de las elecciones provinciales.

 

               Efectivamente, al proclamarse los candidatos se manifiestan las desavenencias, pues son proclamados como tales cinco demócratas: los tres electos: Díaz, Belsúe e Irazábal y el ex-diputado   Santiago Martínez de Ubago más Jesús Sáenz. Un conservador y dos ministeriales: Iriarte y Anyoñanzas. Los dos últimos se presentan para dar opción a la candidatura agraria formada por el calagurritano Hilario Aldama y el alfareño José Mesanza y el vecino de Autol Manuel Baroja Fernández.

Antiguo nombre de la calle Daniel Menchaca

 

               La Diputación después de estas renovaciones quedó compuesta políticamente del siguiente modo: liberales-demócratas, nueve; liberales, ocho; y uno de cada partido siguiente: conservador, jaimista y agrario. Por ello, en la elección de cargos, el demócrata Daniel Menchaca consiguió la presidencia.

 

               En las elecciones del año 1923 Daniel Menchaca toma parte activa desde su cargo de presidente del Círculo Liberal de La Rioja. Aunque desde principios del año 1923 se esperaba la convocatoria de elecciones, tras el traspaso de poderes de conservadores a liberales, no fue sino hasta el 6 de abril cuando las Cortes fueron disueltas y convocadas elecciones para el día 29.  Aunque parezca poco tiempo, tan sólo 23 días, los partidos ya estaban preparados para este esperado evento político. Daniel Menchaca, desde su puesto de presidente del Círculo Liberal ordena a los interventores designados por el partido acudan a las 7 de la tarde del día 28 a los salones del Círculo Liberal para recibir instrucciones y solicitó la asistencia de todos los militantes de los partidos liberal y demócrata a las 8 de la noche en los locales del Círculo.

Con la llegada de la Dictadura de Primo de Rivera nada más se supo de este político.