RESTAURACIÓN DEL LIENZO DE SANTA TECLA

Lienzo de  Sta Tecla, restaurado.

Este lienzo de Santa Tecla, depositado en un lugar irrelevante de la sacristía de nuestra iglesia, había estado olvidado y semioculto a la vista de la feligresía desde tiempo inmemorial. Sin embargo, aprovechando la infraestructura y los  materiales empleados  para la recuperación del Altar Mayor,  la restauradora Mercedes Sierra ha querido abordar, sin cargo alguno para las arcas religiosas o municipales, los trabajos necesarios para recuperar su esplendor original, con los resultados tan extraordinarios que dan fe, las fotografías que se adjuntan en  esta página. Todo un detalle que hay que agradecer a esta magnífica restauradora,  cuya profesionalidad ha quedado bien patente en los soberbios  acabados de la restauración de los dos retablos más importantes de nuestra iglesia.

MEMORIA DE INTERVENCIÓN EN PINTURA SOBRE TELA. SANTA TECLA. IGLESIA PARROQUIAL DE GALILEA.

DESCRIPCIÓN.

Pintura sobre tela de medidas 55 x 73 cm.  

Representa a Santa Tecla, Virgen mártir del siglo I.  

La leyenda cuenta que Santa Tecla era una joven virgen que escuchando las enseñanzas de San Pablo se hizo su fiel seguidora y rompió su compromiso de matrimonio para continuar con el santo.

Su madre y su prometido quieren escarmentarla por esa decisión y la condenan a morir en la hoguera. Es salvada por una tempestad cuando estaba a punto de ser quemada y se escapa con San Pablo. Más tarde un noble llamado Alexander la prende de nuevo y ella se defiende. Por este motivo la juzgan por atacar a un noble y la sentencian a ser comida por las bestias salvajes, pero éstas lejos de atacarla la defienden de sus verdugos.

Por esta razón se representa con la palma de mártir, con la hoguera y con las bestias salvajes. En este caso con un león y un toro.

La pintura está realizada sobre una tela de lino y con una técnica grasa: óleo. La tela estaba colocada sobre un bastidor de madera de pino de 1 cm de grosor.  

 

ESTADO DE CONSERVACIÓN.

La pintura venía con un marco de madera que aunque aparentemente parecía en buen estado estaba colapsado por un ataque muy fuerte de insectos xilófagos siendo imposible su

Lienzo de  Sta Tecla, sin restaurar

recuperación.

El bastidor de pino también sufría esta patología, aparte de no contar con la suficiente sección para sujetar la tela en buenas condiciones.

Los bordes de la tela estaban clavados al bastidor con unas puntas de hierro muy oxidadas. Este óxido había debilitado la tela en todo el perímetro.

A causa de esta debilidad de los bordes el lienzo se había destensado apreciándose sobre todo en la parte inferior.

La tela presentaba tanto por el reverso, como por el anverso gran acumulación de polvo.

También se apreciaba un pequeño desgarro de 1,5 cm de largo en la zona inferior.

Por lo que se refiere a la película pictórica el daño más grave que presentaba era la gran acumulación de polvo y suciedad que tenía. No existía capa de barniz protector por lo que toda esta suciedad estaba muy bien adherida a los estratos pictóricos, ocultando los colores reales y dejando un aspecto muy confuso que impedía apreciar las formas correctamente.

 

TRATAMIENTO REALIZADO.

Para restaurar esta pintura se han seguido los siguientes pasos:

• Eliminación del marco.

• Eliminación del bastidor: quitando uno a uno todos los clavos oxidados.

• Empapelado de la superficie pictórica con papel japonés y cola animal.

Proceso de restauración.

• Colocación de bordes nuevos en la tela. Hechos con tela de lino de características similares a la original y adheridos con beba film.

• Colocación en un nuevo bastidor hecho con madera de pino, de sección 5 x 2 cm. y con las aristas que están en contacto con el lienzo redondeadas para evitar futuras marcas por el anverso.

• Desempapelado de la superficie con agua caliente.

• Colocación de un parche en el desgarro hecho con gasa etamín y adherido con beba film.

• Limpieza de la superficie. Se ha realizado con una emulsión grasa hecha con un jabón líquido libre de ácidos: vulpex en white spirit.

• Estucado de pequeñas lagunas con estuco hecho con cola animal y sulfato cálcico.

• Reintegración cromática de lagunas con témperas.

• Barnizado final protector con barniz Danmar a base de resinas naturales.

• Protección de los laterales con papel engomado.

Logroño 5 de Mayo de 2017

Fdo. Mercedes Sierra Pallares

Licenciada en Conservación y Restauración de Obras de Arte