Senderismo por Galilea, Valle de Ocón, Valle del Jubera, Ausejo y Alcanadre.

Se dice en la portada que Galilea, por su ubicación geográfica y también por su orografía, no es un lugar bendecido por la naturaleza en cuanto a su belleza paisajística se refiere, como pueda serlo en otras latitudes más septentrionales y cercanas geográficamente. Pero no por ello hay que reconocer que a lo largo del año, pero sobre todo en la primavera y el otoño, el cromatismo que la rodea invita a recorrer sus múltiples caminos ejercitando la práctica de la caminata o el senderismo. Las hay de muy diverso recorrido y con una dificultad más o menos soportable. Las hay cortas, medianas y largas, para que cada cual elija la que más se adapte a sus necesidades. Y todas ellas pueden ser recorridas por gentes treintañeras pero también sesentonas. Sólo hace falta voluntad y ganas de renunciar a  la pelicula de sobremesa o al "chiquito" de la tarde y prepararse para ejercitar ligeramente nuestro cuerpo. De lo que se trata, en definitiva,  es de abandonar el sedentarismo, tan propio de estos tiempos,  haciendo útiles y agradables los paseos por las veredas infinitas de nuestra comarca y sus aledaños.

 

         También en:    
        

        También en: